ROLLS-ROYCE BOAT TAIL
EL AUTO MÁS CARO DEL MUNDO

Veintiocho millones de dólares. La cifra es toda una fortuna, claro está.  Suena a precio de mansiones, de un lujosísimo avión o de un vuelo espacial privado. Pues bueno, es también el precio del automóvil más caro del mundo, cuyos dueños, se rumora, son la pareja de Beyoncé y Jay-Z.
 

Se trata del 2021 Rolls-Royce Boat Tail, el primer auto de Rolls-Royce manufacturado bajo el programa de fabricación de vehículos a la medida, personalizados. Esto significa que Beyoncé y Jay-Z (guiño), trabajaron de cerca con la marca, para diseñar completamente a su gusto este vehículo, que, como su nombre lo indica, ostenta una parte posterior que se asemeja a un bote acuático, a un yate lujoso, vaya.
 

Es un auto de lujo de cuatro puertas, que mide 19 pies de largo.  ¿Mencioné que fue construido a mano? Pues así fue.  Además, hay comentarios que indican que sólo se construirán tres en total, de tal manera que tenemos por descubrir otros dos dueños.
 

De acuerdo a la marca, todos tienen en común haber tenido la misma petición: "muéstrame algo que nunca haya sido visto". Y pues sí, Rolls-Royce logró satisfacer esta ostentosa petición.
 

En el diseño, insisto, destaca la parte posterior, con un par de paneles de madera que cubren dos compartimentos.

Los paneles (o tapas), se abren como alas de mariposa, para revelar un enfriador de champaña con espacio para dos botellas.

Del otro lado, encontramos cristalería de la exclusiva marca francesa Christofle, de París.
 

Todos los artículos tienen grabado el nombre del auto, en un detalle de exclusividad absoluta. En el área del enfriador pueden también resguardarse caviar y otras viandas. Viene además con sillas para picnic de fibra de carbón, bandejas para los bocadillos y hasta un reloj, exclusivamente diseñado por el fabricante suizo Bovey 1822.
 

"Lo que ustedes observan aquí en la parte posterior es, probablmente, técnicamente, las instalaciones para picnic más refinadas del planeta", afirmó Torsten Muller-Otvos, CEO de Rolls-Royce Motor Cars. Así que bueno, el programa de manufactura de autos personalizados de la marca seguirá adelante, y el Boat Tail es apenas la punta del iceberg.

Sólo aguardan más vehículos asombrosos (y lujosos). Esperamos ansiosos.