LA ENIGMÁTICA SPIRIT OF ECSTASY,
SÍMBOLO DE ROLLS-ROYCE

 

La figura del Spirit of Ecstasy (espíritu del éxtasis) es prácticamente sinónimo de Rolls-Royce.
 

Elegante, bella, adorna majestuosamente el frente de los vehículos del fabricante británico de autos de lujo, y ocupa un destacado puesto en 'el olimpo' de los emblemas de la industria, a más de 100 años de su existencia.
 

Sus orígenes son tan enigmáticos e interesantes como la figura misma.
 

En 1902, el periodista automotriz John Montagu estableció la primer revista inglesa dedicada al automovilismo, The Car Illustrated.
 

Montagu contrató a Charles Sykes como su jefe ilustrador, y mientras tanto, un amigo de Montagu, Claude Johnson, contrató a una hermosa e inteligente mujer llamada Eleanor Thornton como su asistente en el Automobile Club, donde Johnson fungía como Secretario General.
 

Cuando Montagu conoció a la joven, se enamoró de ella, y le ofreció el trabajo de gerente administrativa en su revista.

Entonces, ambos comenzaron un apasionado y clandestino amorío que se postergaría durante 13 años.
 

En 1903, Eleanor quedó embarazada, y ella y Montagu decidieron dar a la bebé, Joan, en adopción.
 

Y John, el padre de Eleanor, se encargó de apoyar económicamente a la niña, que primero vivió con un ex-sargento y su mujer y después con un doctor y su esposa.
 

'The Whisper'
 

Años antes, Sykes y Eleanor ya se conocían.
 

Eleanor había vivido en una colonia de artistas llamada The Pheasantry, en Kings Road, Chelsea, donde vivía una doble vida: Una asistente profesional de Johnson de día, y modelo y bailarina exótica de noche. Uno de los artistas para los que solía posar era el propio Sykes.
 

Durante este periodo, Sykes, también escultor, esculpió una figura para el Rolls-Royce Silver Ghost de Montagu, a la que llamo 'The Whisper' (el susurro).
 

Para este trabajo, también tomó como modelo a Eleanor. La figura se trató de una estatuilla de aluminio de una joven con una bata revoloteando.
 

Hasta su muerte en 1929, Montagu colocó una de estas estatuillas en cada uno de sus Rolls-Royce, probablemente como un homenaje a su amor por Eleanor, que mantuvo secreto por mucho tiempo.
 

Se cree que 'The Whisper' fue la inspiración para la Spirit of Ecstasy, de tal manera que la figura está basada en Eleanor Thorton.

 

Surge Spirit of Ecstasy
 

En 1910, Johnson fue nombrado director de Rolls-Royce.
 

Uno de los fundadores de la empresa, el ingeniero Henry Royce, quería que los autos tuvieran una figura majestuosa y elegante, y entonces, Johnson sugirió que Sykes se encargara de esculpirla.
 

Johnson le dijo al artista que se inspirara en la estatua greca de mármol de la diosa Nike; pero el escultor optó por inspirarse en 'The Whisper' para la figura de la estatua, mientras que el rostro estuvo basado en la madre de Sykes, Hannah Robinson.
 

Rolls-Royce registró la Spirit of Ecstasy como su propiedad intelectual en 1911 -y la figura ganó la medalla de oro como la mejor figura del ámbito automotriz en 1920.
 

El trágico fin del romance
 

El 30 de diciembre de 1915, Montagu y Eleanor disfrutaban de su almuerzo en el salón de primera clase del buque SS Persia.
 

Cuando navegaban por el Mediterráneo hacia la India -donde Montagu había sido nombrado jefe de transporte mecánico de la armada británica-, la nave fue impactada por un torpedo y se hundió en menos de cinco minutos.
 

El cuerpo de Eleanor jamás fue encontrado, pero Montagu sobrevivió.
 

Montagu nunca se repuso de la muerte de su amada, a quien rindió un homenaje eterno en sus automóviles.